La organización de la empresa está basada en cuatro líneas de trabajo o departamentos especializados, departamento de edificación, departamento de industria, departamento de energía y departamento medioambiental, existiendo relaciones mutuas entre ellos. Esta organización dinámica y orientada al cliente permite una notable autonomía y la asignación eficaz de recursos (humanos y tecnológicos), organizándose a su vez de una forma diferente según las peculiaridades de los encargos que acomete.

 

 

Cada encargo tiene asignado un director responsable que cuenta con la participación integrada de los departamentos correspondientes para combinar adecuadamente la especialización profesional y los recursos tecnológicos, en beneficio de la calidad y eficacia en el servicio.

 

 

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. ***Directiva sobre el tratamiento de los datos personales***